Cómo proteger las viviendas de los okupas


En los últimos años se ha incrementado significativamente la cifra de usurpaciones de viviendas en España, sobre todo por la crisis. Dicho movimiento se define como una “opción legítima y esperanzadora, una forma de golpear el sistema”, aunque los realmente perjudicados son los propietarios.
Y es que la solución jurídica en nuestro país hacia esta problemática sigue siendo insuficiente, lo que se debe principalmente a que la propiedad privada no está tan defendida como debería.
Tal y como lo recoge la Constitución, el derecho fundamental de inviolabilidad del domicilioprevalece sobre el derecho de la propiedad privada. Por eso es muy importante actuar lo más pronto posible si una vivienda ha sido okupada, pues antes de 48 horas podrían intervenir las fuerzas de seguridad, siendo un caso de “delito fragante” (si no han cambiado la cerradura).
Por otra parte, tenemos que los procesos judiciales son demasiado largos y los delitos por okupación terminan prescribiendo. Otra de las razones que favorece dicho movimiento.

¿Cómo actúan los okupas?

Principalmente utilizan dos métodos para la okupación de una vivienda:
-Los usurpadores alquilan una vivienda y solo pagan la primera mensualidad.
-Un grupo de okupas (bandas o familias), derriban puertas o ventanas para tener acceso a la casa y una vez que han conseguido entrar, cambian la cerradura.
Los inmuebles más susceptibles de usurpación son las viviendas sociales, inmuebles de entidades bancarias o edificios en construcción en distritos de bajo poder adquisitivo.

¿Qué medidas se pueden tomar para evitar una usurpación?

Tomando una serie de medidas se puede prevenir la usurpación, por ejemplo:
No poner carteles de “Se vende” o “Se alquila” en las fachadas de los edificios.
Es más, siempre debe parecer que la vivienda está habitada.
Los inmuebles en venta o alquiler que aparecen en los portales inmobiliarios no suelen indicar la dirección exacta del mismo, sino la zona.
Recurrir a sistemas de alarma.
Un sistema de alarma es una importante herramienta disuasiva. Además, si entra un intruso en el inmueble y salta la alarma, desde la Central Receptora se avisará a la policía y esta actuará como se tratase de un robo.
Puertas especiales.
Existe la posibilidad  de instalar puertas destinadas a evitar la okupación en lugar de recurrir al tapiado o a las placas metálicas. Estas puertas tienen gran resistencia, incluyen cerraduras especiales y un sistema de anti-arranque de bisagras.
Nuestra colaboración y la de los vecinos.
Todos los vecinos de una comunidad (incluyéndonos) pueden colaborar simplemente evitando la entrada a desconocidos o avisando a la policía si detectan actividad sospechosa en alguna de las viviendas.


Acerca de mrinmobiliarios

Agencia inmobiliaria familiar, com mas de 20 años de recorrido ayudando a nuestros clientes a ser felices tanto a la hora de la venta como de una compra.